CALENDARIO SEPTIEMBRE 2017
Cesta
Cesta
No hay ningún artículo en su cesta. Ir a la tienda
CALENDARIO SEPTIEMBRE 2017
Buscar
  • Listado terapias


Anerisart en Etsy
Síguenos en Twitter
ANERISART Artesanía espiritual

Entrevista al Profesor Julio Cavalli. Psicología, Grafología y Gestalt. Autora: Mila Cuélliga. Sencillez & Orden

Publicada el 26-07-11 1:09:33
  
Julio Néstor Garifo Cavalli, conocido como Julio Cavalli, nació el 24 de septiembre de 1960 y reside en Buenos Aires, Argentina. Es Profesor universitario especializado en Psicología de la Educación con varios certificados y Masters en Educación y Psicología. En 1994 obtuvo el título de Magister en Epistemología Genética por el Centro de Estudios Interdisciplinarios Jean Piaget y, por mucho tiempo, también estudió Filosofía y Teología en la Universidad Católica Argentina.

   Maestro de todos los niveles de educación, Rector del Instituto Superior Emerson, del Instituto Santa María, del Colegio San Jerónimo, del Instituto Cervantes, del Instituto mariano Moreno, Jefe de tutores en el Instituto Santa Clara y profesor de tiempo completo de Psicología Comparada y Psicopedagogía en la Universidad John F. Kennedy, Julio Cavalli fue Medalla de Honor de la "Bolsa de Comercio de Buenos Aires", miembro y Becario del Consejo Superior de Educación Católica (CONSUDEC), asesor de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Catamarca y secretario privado del ex Arzobispo y Presidente del CELAM (Conferencia Episcopal Latinoamericana ), Mons. Dr. Antonio Quarracino.

   Como psicólogo educacional y grafólogo profesional durante más de veinte años, combina ambas disciplinas en educación, selección de personal y en su práctica privada, especialmente en grafología educacional y Gestalt. 

   Actualmente es profesional de tiempo completo del área de grafología, enseñando, coordinando y supervisando, con su equipo profesional, cuatro especialidades grafológicas presenciales y on line en la Argentina y en muchos países, utilizando el sistema de la Gestalt como metodología principal.

  Julio Cavalli es socio fundador y actual Presidente de la Sociedad Panamericana de Grafología. Esta Asociación tiene filiales en varios países, tales como: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, EE.UU., México, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

   Es miembro honorario de varias instituciones como: La Sociedad Española de Grafología, La Sociedad Brasileña de Grafología y la Asociación de Grafólogos Públicos de la Ciudad de Buenos Aires.

 

   Julio Cavalli ha presentado enorme cantidad de trabajos en varios congresos internacionales y ha escrito y publicado numerosas monografías y artículos sobre Grafología y Personalidad, muchos de ellos traducidos a otros idiomas.

 

También se especializa en la teoría del Eneagrama y ha escrito varios ensayos sobre este tema, analizando y correlacionando los eneatipos con los géneros grafológicos. Autor del libro "Un grafólogo no nace, se hace. Hacia una epistemología grafológica".

 

El Profesor Cavalli modera desde el año 2000 el Foro Internacional de Grafología, una Lista de discusión on line:
http://www.elistas.net/lista/grafologia

 

Pero Julio Cavalli es sumamente conocido y respetado en todo el mundo - más allá de ser, tal vez, el grafólogo argentino más importante - debido a que ha sido la persona que logró incorporar la carrera Oficial de Grafología en la República Argentina, creando e implementando el primer Plan de Estudio grafológico reconocido por las autoridades educativas.
 

1-Usted es psicólogo, ¿Cómo entra en contacto con la grafología y con quién -en qué escuela- se forma?

Soy psicólogo educacional con una adhesión permanente a la epistemología genética. A lo largo de mi formación y de mi trabajo como docente busqué siempre un saber dinámico y abierto frente al estático y cerrado que domina nuestra cultura científica. La Sociedad se hará para la escuela y no al revés, decía Bachelard. La dimensión biológica, el interaccionismo y el constructivismo genético piagetianos me ofrecieron referentes epistemológicos que se hicieron – junto a los desarrollos psicoanalíticos – un norte en mi tarea pedagógica.


Busqué siempre trabajar desde una didáctica de emergentes. Lo emergente siempre es lo visible, lo cotidiano, lo que se manifiesta, lo que aparece. Son indicadores significantes de las relaciones de cualquier sujeto en situación.


La grafología me pareció – ¿cómo decirlo? – una verdadera “estrategia didáctica”. Un núcleo básico para entender al alumno desde su “escritura emergente”. Integrando y “re-uniendo” los aportes de Freud, de Piaget, de Ajuriaguerra, de Wallon, de Pichón Rivière, sumé los aportes de la grafología como otra variable más en la interrogación a la realidad desde presupuestos y paradigmas definidos desde una teoría.
El primer libro que llegó a mis manos por los años ’80 fue el de Silvia Ras. En el año 1994 se cruzan en mi camino dos personas que me involucrarán de forma definitiva con la grafología: Silvia Bloise y Rita Cuello. A partir de allí mi vinculación con esta disciplina fue ininterrumpida. Recuerdo las largas conversaciones con el Dr. Amado Ballandras en su estudio de Buenos Aires, muchas de las cuales las tengo grabadas.

2-¿En qué campos de la grafología se ha especializado (o en qué áreas de la grafología trabaja)? Aunque ya lo hemos resumido en la introducción.

Si bien me formé (o mejor dicho me formaron) en la Escuela francesa mi mirada siempre se distraía hacia la Escuela alemana. Hace ya varios años que me especialicé en esta corriente, específicamente en la línea de Robert Heiss y Úrsula Avé-Lallemant.

Mi trabajo permanente es el educativo. Soy director general de una Institución bilingüe muy importante de Argentina que posee tres niveles de enseñanza: inicial, primario y secundario. Por eso mi especialización primera y la más desarrollada es la infantojuvenil. A esto debo sumarle mi trabajo con el equipo que dirijo en Selección de Personal.
 

 

3-Háblemos un poco de su libro “Un grafólogo no nace, se hace” ¿Por qué ese título?

Para derribar desde el inicio la presencia del pensamiento mágico. La grafología hoy en día y en el mundo entero, está atravesando una crisis epistemológica. “Crisis” entendida como la entiende la cultura china que la escribe con dos ideogramas combinados armoniosamente, como opuestos que se atraen buscando una óptima síntesis : uno, que significa “catástrofe” y otro que significa “esperanza”.
Toda crisis supone un cambio, una modificación, un antes y un después. En estos momentos históricos de las ciencias sociales, sabemos que una epistemología apropiada para el campo grafológico no puede provenir desde afuera del mismo campo social, como una imposición inquisidora de su cientificidad. Su umbral debemos buscarlo en la propia constitución de las ciencias sociales, en su problemática específica, y por ende en su responsabilidad por sus logros como así también por sus fracasos. La epistemología debe apelar a todo lo que las ciencias sociales han revelado acerca del conocimiento humano, de su interacción dialéctica con las emociones, la praxis, la inserción social de la persona.
La Grafología o Psicología de la Escritura necesita en forma urgente una epistemología consensuada. Es decir un esquema formalmente desarrollado que marque el camino por donde deberá transitar con firmeza y que hasta este momento no ha sido plenamente elaborado. En general no es la grafología la que se cuestiona, sino al grafólogo. La labor de éste es la que esta puesta en tela de juicio.


Quiero exponer algunos pensamientos de los cuales estoy absolutamente convencido.


1. Cada sociedad genera sus propias formas de elaboración de conocimientos. De hecho, la grafología, nacida y desarrollada fuera del ámbito académico ha sido capaz de crear sus propias instituciones, sus propios espacios, sus propias escuelas - con riesgos, aciertos y fracasos - pero también con la fuerza precisa para promover una pujante corriente dentro de las ciencias humanas.

2. El hombre, objeto material de las ciencias sociales, siempre hizo epistemología porque siempre ha sido productor de conocimientos e inquisidor de su propio saber. Las preguntas que la grafología se hizo a lo largo de su historia y las respuestas que brindó en sus diferentes épocas y lugares, fueron epistemología pura.

3. La grafología tuvo la audacia de escapar de un mero pragmatismo a la que la se intentaba reducir y elaborar su propio marco teórico que fortaleció su acción comunicativa y permitió una dialéctica académica que en algunos países no solamente se fortaleció sino que logró un lugar de jerarquía y privilegio.
4. El pecado más grave que podemos cometer es seguir buscando una epistemología que encuadre indefectiblemente dentro del modelo positivista y no una estrategia alternativa. Necesitamos legitimar una grafología que no se identifique como un modelo subdesarrollado o copia imperfecta frente a la severidad de normas y reglas científicas que fueron diseñadas para otras disciplinas.
5. La grafología – rama de las ciencias sociales o humanas - se debate desde sus orígenes entre la reproducción del método de las ciencias naturales o la fundamentación de otros métodos alternativos. Partiendo del supuesto que siem¬pre existe en toda teoría una concepción antropológica subyacente, es importante hacer un gran esfuerzo por explicitarla. Solamente de esta manera la psicología de la escritura quedará abierta a una honesta discusión especulativa y se integrará definitivamente a la ciencia, en lugar de permanecer subterránea y foránea a la misma.


4-Le conocemos de su foro de grafología, de facebook, de twitter,... y es un gran comunicador. Pero, ¿qué facetas NO conocemos de Julio Cavalli? ¿Cómo es un día normal en la vida de Julio Cavalli?

Que soy tremendamente rígido conmigo mismo. Nunca voy a exigir algo que no haya hecho yo primero. Que soy muy casero: vivo en una chacra en las afueras de Buenos Aires que se convirtió en un lugar de encuentro de todos mis afectos. Que no soy muy amante de los deportes. De hecho jamás he pisado un gimnasio. Prefiero subirme a los árboles y podarlos yo mismo. Que escapo del ruido. Que si bien soy un poco adicto al trabajo – me levanto a las 6 o 7 de la mañana y muchas veces regreso a las 22 hs – se lograr un equilibrio en la jornada. El encuentro con el budismo fue muy importante en mi vida. Ver, analizar y actuar desde la compasión y la búsqueda de la felicidad dio un giro de 180 grados a mi existencia. Que soy muy perfeccionista, que me costó mucho decir que no, que no me gusta hablar por teléfono, que soy pésimo dibujante y totalmente permisivo con los nenes.


5-Nos puede explicar ¿qué es el sistema Gestalt?, para los que no sabemos en qué consiste y ¿por qué es su método principal educacional?

Ningún individuo es autosuficiente. El individuo solamente puede existir en un campo ambiental. La naturaleza de la relación entre el sujeto y su ambiente es lo que determina su conducta, la cual es proyectada indefectiblemente en su grafismo firme, débil o perturbado.
La idea fundamental de la Gestalt es siempre la totalidad. Esto es: la Gestalt debe ser entera, completa, cosa que generalmente no ocurre y los grafismos muestran los asuntos inconclusos que hacen fuerza para cerrarse, completarse, sin permitir que el sujeto vea lo obvio. Todo grafismo perturbado o débil muestra el grafismo de un sujeto que no puede ver lo obvio. Y proyecta sus estados neuróticos en el papel, viviendo lo real como imaginario y lo imaginario como real.
El grafismo, al igual que los procesos psíquicos, son un todo organizado y no la percepción de elementos individualizados. Se basa en la teoría de Von Ehrenfels que estructuró su teoría tomando como ejemplo la melodía de una canción, que es una forma en sí misma, y no la suma de las sensaciones provocadas por cada una de las diferentes notas; y dicha melodía puede interpretarse según otras tonalidades, pero sigue siendo la misma melodía, pues tiene la misma Gestalt.

Para la Grafología gestáltica, el trabajo hermenéutico o interpretativo sobre un grafismo determinado, es siempre un proceso. Es decir “una serie de fenómenos que se irán dando a lo largo de un determinado lapso de tiempo” y que conlleva dos condiciones esenciales: contextualización y acotación. La contextualización se refiere a que todo grafismo debe ser considerado dentro de un contexto, siendo relativo el valor de un signo en sí mismo y por sí solo. La acotación significa que todo proceso tiene un principio y un fin; una apertura y un cierre.
La Grafología gestáltica es la anti-tesis de los principios klagesianos de DETERMINISMO y BIO-CENTRISMO. Fue diseñada como un informe constructivo y no como informe crítico.

 

6-¿Cómo se les ocurrió la idea de oficializar los estudios de grafología en Argentina?

Debo admitir que no me gustaba participar de un contexto disciplinario cuestionado por mis pares como un segmento esotérico. Ese fue el motivo principal que marcó un deseo de jerarquizar la grafología no ya como técnica, sino como ciencia autónoma. Había que redefinirla en Argentina con su objeto propio de estudio, su método particular y una específica teoría de base, puesta a prueba y convalidada por múltiples investigaciones. Y, fundamentalmente, utilizando un verbo que ya señalé antes, “re-unir” los desarrollos de esta disciplina autónoma con los pilares conceptuales de la Psicología Proyectiva.


Mi intención fue siempre volver a los orígenes, revalorar lo proyectivo – base de la teoría grafológica – y delimitar el objeto-modelo que la sustenta, su método opuesto al conductismo y su finalidad.


Luego, en 1996 – se cumplen en agosto 15 años de ese momento realmente histórico - la Dirección General de Educación de Buenos Aires aprueba el primer Plan de estudios que elaboré e incorpora la carrera al sistema educativo formal de Argentina.
En esos momentos había fundado el Instituto Emerson (del cual me desvinculé totalmente en el año 2002) donde se aplicó el primer Plan oficial.


7-¿Cómo surge la Sociedad Panamericana?

La Sociedad Panamericana de Grafología surge por una necesidad imperiosa de ayudarnos entre países hermanos, de encontrar alternativas válidas de jerarquización de la grafología, de compartir experiencias y fundamentalmente a recuperar la capacidad creativa para que, desde ese lugar, juntos podamos encontrar respuestas viables y posibles en cada país y región.
Brasil, Venezuela, Colombia, Chile, Perú, México y Estados Unidos fueron los primeros países en integrarla.

8-¿Qué piensa de los medios de comunicación con respecto a la grafología? ¿Favorecen, perjudican o no han tenido mucho impacto social?

Los escépticos y críticos del uso de la grafología como disciplina autónoma, o como técnica proyectiva, argumentan que la falta de evidencia empírica es una razón suficiente para no atribuirle validez fáctica alguna a la misma.


Es importante, en primer lugar, discriminar el contexto en el cual estas críticas son realizadas; reconocer qué segmento de la comunidad científica realiza las diferentes críticas negativas y bajo la adhesión a cuál teoría epistemológica. Y en segundo lugar, señalar quiénes responden a esas críticas y, del mismo modo, bajo qué fundamentación epistemológica lo hacen. Este recorte metodológico es de suma importancia para ingresar al campo de las validaciones. Máxime cuando toda validación que se desee realizar en el área de la psicología de la escritura (como en toda técnica proyectiva) es una validación por correlación.


Autónomamente de esta premisa científica, debemos tener presente que así como la fe vive de la duda, el dogma vive de la herejía. Una teoría siempre es aceptada y rechazada simultáneamente por diferentes sectores de la comunidad científica. Importa estudiar estas parcelas epistemológicas para analizar sus postulados de oposición y determinar si los mismos son válidos o no.
Cada vocablo o concepto, cada tecnicismo o lenguaje grafológico, cada supuesto interpretativo deben merecer un importante análisis que permita ubicarlos en su lugar correspondiente dentro de las variaciones de una fenomenología de la construcción nocional. Cada concepto tiene sus sucesivos marcos interpretativos y se mueve en un proceso viviente que condiciona su sentido a través de múltiples connotaciones inconscientes.
No necesariamente la opinión de un erudito o de un pensador reconocido - sea por su intelectualidad, su ética o su preeminencia social - debe influir en el camino a la validación de una ciencia. Sí, debe influir la fundamentación acreditada de su postura y sus referencias cualitativas y cuantitativas sobre la tópica o tema que desea investigar, discutir, cuestionar o defender.


Muchas veces los autores que critican negativamente a la grafología utilizan un procedimiento carente de validez: al momento de expresar sus opiniones basadas en las fuentes objetivas que recogieron y utilizaron para expresar sus pensamientos y conclusiones, elaboraron una síntesis de información de esas mismas fuentes consultadas que devino - conscientemente o no - en una “investigación personal”, la cual, muchas veces, genera o un minoritario respaldo académico o una absurda y beligerante discusión.


Esta visión reduccionista de la grafología está presente en casi todas las críticas negativas que circulan tanto en internet como en publicaciones académicas de diferentes tenores y reputaciones. Siempre el reduccionismo es una visión parcial de un fenómeno. Es la exclusión de todo lo que se ignora o se quiere ignorar. El reduccionismo se convierte rápidamente en dogma que interpreta como amenaza, no solamente lo diferente, sino substancialmente todo lo que atente contra mi sistema de creencias o ideas. Por ende, el reduccionismo únicamente puede conducir a un círculo vicioso que culmina, tarde o temprano, en el aislamiento.


El pecado más grave que podemos cometer es seguir buscando una epistemología que encuadre indefectiblemente dentro del modelo positivista y no una estrategia alternativa. Se necesita legitimar una grafología que no se identifique como un modelo subdesarrollado o copia imperfecta frente a la severidad de normas y reglas científicas que fueron diseñadas para otras disciplinas.
Un ejemplo de estos modelos negativos y a los cuales la psicología de la escritura no puede adherir bajo ningún concepto, es el que representa el epistemólogo dualista y éticamente kantiano, Karl Popper. Sin generalizar, podemos afirmar que la mayoría de censuras a la psicología de la escritura, parten de un segmento de la comunidad académica que adhieren a este reduccionismo epistemológico.


9-Profesor Julio Cavalli, en su opinión, ¿cuál es la actualidad de la grafología y hacia dónde nos lleva? ¿Qué necesitamos cambiar o dejar atrás?

Que cada uno haga lo que tiene que hacer. Que el psicólogo trabaje con pacientes y el grafólogo con clientes. Que el psicólogo entienda la entrevista como un pedido de ayuda terapéutica y el grafólogo que no necesite de una entrevista. Y si debe existir que la entienda como algo metodológico y no diagnóstico.


Que se entienda de una vez y para siempre que en Psicología el proceso es clínico y se denomina psicodiagnóstico y en Grafología el proceso es metodológico y se denomina grafodiagnóstico. Que el psicólogo tome las “respuestas” de un individuo como material de interpretación clínica y el grafólogo tome las “respuestas” de un individuo como material de interpretación caracterológica. Todo diagnóstico clínico de un profesional de la salud es una tentativa de hipótesis de la estructura de personalidad de un sujeto. En cambio, todo diagnóstico caracterológico de un profesional técnico de la grafología es una síntesis de la estructura de personalidad de un sujeto.


Que el psicólogo infiera y construya un diagnóstico clínico a través de lo observable en su paciente y que el grafólogo infiera y construya un diagnóstico grafológico a través de la producción gráfica de su cliente.

10-Entonces... desde su experiencia, ¿cuál es "SÚ antes" y cuál es "SÚ después" en esta disciplina? Su conjetura elemental…

La oficialización de la grafología como carrera autónoma, definitivamente.
¿Mi conjetura? Sencillamente que la grafología busque, dentro de las ciencias humanas, una posición epistemológica que la diferencie. Que rechace las actitudes cientificistas que intentan despojarla de su aspecto ideológico. Que se obligue a trabajar desde su propia perspectiva. Que pueda expresar, fundamentar y sostener - sin caer en la imposición - su modelo de “epistemé”, su método y teoría. Es decir, un modelo, dentro de otros, sin buscar ser coronado como un “modelo” hegemónico.

 

11-Estamos terminado, y nos gustaría que nos citase, una anécdota graciosa, que le haya ocurrido en grafología…

Una mañana de un lunes de 1996 me levanto temprano y antes de ir al Instituto Emerson, saco a pasear como lo hacía todos los días a Iván, un ovejero alemán que siempre me acompañaba a todos lados. Cuando paso por la puerta del Instituto veo que había una cola de más de 20 personas que doblaba en la esquina. Pensé que la panadería de la cuadra había puesto un aviso. Seguí mi camino hacia la plaza y a la media hora regresé y vi el doble de gente. Me extrañó sobremanera que tanta gente haya respondido a un aviso de panadería. Ingresé al local y le pregunte a la dueña – a quien conocía – si había puesto un aviso. Sorprendida me respondió que era a mí a quien estaban esperando para que abra mi Instituto. No entendía nada. Pregunto a la gente qué buscaban, a lo que respondieron todas juntas que venían a inscribirse en la carrera oficial de grafología ya que el diario decía que se atendía a partir de las 9 hs.
Recordé entonces que el día anterior – domingo – el diario Clarín de Buenos Aires, uno de los más importantes, había sacado una extensa nota en su revista sobre la grafología y el reconocimiento oficial por parte de las autoridades educativas del Plan de estudios que había presentado oportunamente.


De más está decir la vergüenza que pasé al abrir las puertas del Instituto. Lógicamente, con Iván en el medio.

 

12-Y… ¡Ya por último! profesor Cavalli, cuéntenos algo que le haya IMPACTADO de algún informe grafológico…

Hace dos años un directivo de una empresa multinacional vino a verme por un grave problema de amenazas a través de cartas anónimas. Supuestamente provenían de una ex amante o amiga de la familia que lo amenazaba con contarles a su esposa e hijos todos sus “affaires”. Para evitar inconvenientes, el ejecutivo blanqueó su situación frente a su mujer a fin de prevenirla de algún tipo de infortunio. Le solicité letras de su entorno. Inclusive de su esposa e hijos. No necesité mucho tiempo para inferir quien era la persona autora de los anónimos: su misma esposa. Tal fue el estupor de este ejecutivo que su primera reacción fue decirme que estaba absolutamente equivocado. Le solicité que indagara en el tema. No pasaron dos horas cuando me llamó por teléfono contándome que tenía razón. Una táctica casi perfecta de la esposa que estaba convencida que deformando la letra, su identidad quedaría resguardada.


Profesor Julio Cavalli, desde Sencillez & Orden (y desde el mundo),,. le estamos muy agradecidos por abrirnos sus puertas y por dejarnos saber un poco más, sobre su GRAN PERSONA y su importante labor hacia esta disciplina. ¡Muchas Gracias!...

¡Hasta pronto!
 
publicada el 07.07.2011 16:10
[Copyright-2011 ©Sencillez & Orden
Autora de la entrevista: Mila Cuélliga
 

Sencillez & Orden, es un foro internacional de divulgación científica, psicológica y de grafología en toda extensión.   [www.sencillezyorden.com]

En
Sencillez & Orden, están  participando actívamente grafólogo-as profesionales [reconocidos y muy valorados] junto a estudiantes, gente de empresa y cualquier internauta que necesite saciar su curiosidad, o simplemente plasmar su opinión, al alcance de todos. 



Opciones para esta noticia

S&S ANIMATERAPIAS S.L. - CIF: B 64406317
C/ Aragón 141-143, 1º 5ª 08015 Barcelona- Mail: info@todoterapias.com
Tel. 651 693 237 - Política de Privacidad - Advertencia sobre el uso de Todoterapias.com